Ida Macalpine y Richard Hunter

Lacan resalta la importancia de la lectura de las “Memorias” para iniciarse en la fenomenología de la psicosis. Al respecto afirma que los autores de la traducción al inglés  coinciden con esta opinión, para ello nos invita a leer las páginas 6-10 y 25 de la Introducción.

Transcribimos a continuación los fragmentos que corresponden a esa referencia (página 52 )
iconolibro

SCHREBER. MEMOIRS OF MY NERVOUS ILLNESS (Memorias de mi enfermedad nerviosa[1]) Ida Macalpine y Richard Hunter[2]

Historia de la enfermedad:

Schreber sufrió dos veces una «enfermedad nerviosa». La primera comenzó en otoño de 1884 y fue descripta como «hipocondría severa sin ningún incidente lindando con lo sobrenatural». Al comienzo de diciembre de 1884 fue admitido en la Clínica Psiquiátrica de la Universidad de Leipzig como paciente de su director, el profesor Paúl Emil Flechsig[3]. Fue externado a principios de junio del año siguiente y se recobró completamente para fines de 1885 cuando reasumió su puesto como juez del Tribunal en Leipzig, uno de los cinco distritos gubernamentales en los que Sajonia estaba dividida.

La segunda enfermedad del sujeto de las Memorias comenzó en octubre de 1893 y «aún persiste». A mediados de noviembre de 1893, es decir seis semanas después de asumir su puesto como Senatspräsident al cual había sido promovido, fue admitido otra vez en la misma clínica como paciente de su director, el profesor Paúl Emil Flechsig. En junio de 1894 fue enviado desde la clínica de Flechsig a Lindehot, el Asilo Privado de Pierson en Coswing cerca de Dresde[4]. Después de permanecer quince días, fue transferido al Asilo de Sonnenstein en Pirna, cerca de Dresde, el primer hospital público alemán para enfermos mentales situado en el reino de Sajonia.[5]

Schreber estaba confundido porque su transferencia a Sonnenstein fue interrumpida por una breve estadía en Lindenhof. Se preguntaba si fue designado para suspender el viaje, o si sus habitaciones en Sonnenstein no estaban listas; posiblemente era una cuestión económica.

Schreber mismo menciona que tuvo más alucinaciones que antes y fuera de contacto en el asilo del Dr. Pierson, «La Cocina del Diablo», como él la llamaba. Tal vez, él se había vuelto demasiado peligroso para estar en un pequeño asilo privado.

Permaneció en el asilo de Sonnenstein por casi nueve años, y allí escribió sus «Memorias».

En el prefacio del libro, fechado en diciembre de 1902, estableció su intención de dejar el asilo a principios de 1903. Había tenido éxito en rescindir su tutela[6] en el Tribunal de Apelaciones en septiembre de 1902 y de ahí en adelante estaba en condiciones de quedar en libertad. La «Carta Abierta» al profesor Flechsig quien también prologa las «Memorias», fue escrita desde Dresde en marzo de 1903, de allí se deduce que debió dejar el asilo en esa época. No hay datos confiables posteriores acerca de él.

 

Las «Memorias»

Las «Memorias» no fueron originariamente planteadas como un libro. Durante los años de su enfermedad Schreber llevaba notas en taquigrafía, al principio sobre pequeños trozos de papel; más tarde, hizo registros en diarios y anotadores que él llamaba «Pequeños Estudios». En 1900, después de permanecer siete años en asilos psiquiátricos, se había recuperado suficientemente para luchar por su independencia y la restauración de su capacidad legal. Comenzó a escribir las «Memorias» a partir de esas notas anticipándose a su liberación, para dar a su esposa y a otros de su entorno «al menos una idea aproximada de mi concepción religiosa para que ellos puedan entender la necesidad que me fuerza a varias rarezas de comportamiento». Las rarezas se referían a su hábito de usar joyas baratas, cintas u otros adornos femeninos durante varias horas del día. Emitía rugidos compulsivos que comenzaban cuando el proceso de transformación en mujer era obstaculizado. Sólo en el proceso de escribir, el trabajo creció hasta convertirse «en un tratado científico» y con él Schreber intentó que los relatos completos de su experiencias, observaciones y reflexiones mientras «sufría de una enfermedad nerviosa llegaran a un público más amplio».

El propósito del libro era ahora invitar a los hombres de ciencia calificados a investigar y a examinar su cuerpo y a observar los procesos que tuvieran lugar en él, para verificar «lo que otra gente piensa que son ilusiones y alucinaciones» a saber, que su cuerpo se transformaba gradualmente en un cuerpo femenino, un proceso que él llamó «eviración». Schreber creía que era el único en sufrir tal transformación y que nunca había sido observado esto en un ser humano.

Si se confirmaba y establecía como un hecho por los hombres de ciencia, habría una nueva evidencia acerca del poder creativo divino y de la naturaleza de Dios, y una prueba de la continuación de la vida después de la muerte y de la existencia de un Dios viviente, que conduciría a una nueva concepción de las verdades religiosas. Creyéndose el único objeto de estos milagros divinos, Schreber sintió que era su deber difundir su conocimiento, que sería fructífero en el más alto grado y como una bendición a la humanidad».

Las «Memorias» de Schreber, entonces, no eran impulsadas por intentos litigiosos ni por el deseo de culpar a los médicos, instituciones y otras autoridades públicas ni publicadas por un afán de sensacionalismo o deseos de obtener beneficios personales; esto en sí mismo coloca las Memorias por arriba de otras autodescripciones de pacientes mentales.


[1] Traducción realizada al español por Elva Kaplan.
[2] Macalpine, Ida y Hunter, Richard. Psychiatric Monograph series nº 1, Schreber. Memoirs of my nervous illness; Londres, WM. Danson (El signo and) Sons LTD. 1955.
[3] En texto original se puede ver inscripción al pie del retrato de Fleschig.
[4] Una Clínica Privada para aproximadamente 95 pacientes de ambos sexos.
[5] Ilustraciones en texto original (2, 3 y 4).
[6] Procedimiento legal Alemán para tratar casos de insanía: por orden del Tribunal, el paciente fue colocado bajo el cuidado de un guardián o Comité de la persona, privado del manejo de sus asuntos y de su persona.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s